Inicio > Video Juegos > Análisis de El Profesor Layton y la Villa Misteriosa

Análisis de El Profesor Layton y la Villa Misteriosa

Los japoneses de Level 5 son unos grandes expertos en juegos de rol, y es que ellos han estado detrás de grandes exponentes del género como Dragon Quest VIII, Rogue Galaxy o Dark Chronicle. En esta ocasión, sin embargo, se han cambiado a la aventura gráfica, aunque con una que no sigue los patrones más convecionales del género, sino que nos propone seguir una historia con el reto de ir resolviendo gran cantidad de puzles, que van desde problemas matématicos a pruebas de lógica, pasando por algunos más cercanos a adivinanzas. Pero una cosa está clara, vamos a tener que usar mucho la cabeza.

El Profesor Layton y la Villa Misteriosa nos sitúa ante un intrigante argumento. El Barón Reinhold, un noble de la extraña villa de St. Mystere ha fallecido, y su viuda, Lady Dahlia, envía una carta al profesor Layton, un arqueólogo experto en desentrañar misterios, para que investigar el curioso testamento dejado por su marido, según el cual legará todos sus bienes a quien sea capaz de encontrar un tesoro conocido como la Manzana Dorada, y que tras bastante tiempo nadie en el pueblo ha sido capaz de localizar. De este modo, el profesor se traslada con su aprendiz, el joven Luke, para juntos tratar de desentrañar los misterios que rodearán a esa extraña villa.

Las localizaciones se componen de dibujos estáticos, de nula movilidad pero de bella factura. Para ir de uno a otro simplemente debemos marcar unos zapatos que aparecen en pantalla y elegir la dirección hacia la que nos queremos desplazar, automáticamente apareceremos en la siguiente localización, siempre dentro de la pequeña ciudad de St. Mystere, que acabaremos conociendo como la palma de nuestra mano, pues sus dimensiones son escasas y una y otra vez estaremos volviendo a los mismos lugares.

En cada uno de estos sitios nos encontraremos con frecuencia con uno o dos personajes con los que podremos hablar, y que no suelen tener mucho que decir, pero sí algún puzle preparado para nosotros, y en ocasiones su correcta resolución será el precio para conseguir más información para el caso que estamos investigando.

Estos puzles son la verdadera esencia del juego, son en total unos 130 y tanto su concepción como su dificultad son muy variables. Muchos de ellos son tradicionales pruebas de lógica (de hecho algunas de ellas las pude resolver al instante porque ya las conocía), y hay problemas matemáticos (en los que la calculadora no nos ayudará en absoluto), puzles con piezas, acertijos geométricos, enigmas de pensar con pura lógica o pruebas en las que comprobar cada posible respuesta es el único medio posible para obtener el resultado.

De los gráficos, lo primero que hay que destacar es su estética, y es que sorprende desde el primer momento comprobar que no estamos ante los típicos personajes que caracterizan al manga/anime japonés, sino que los diseños están mucho más cercanos al de cierto tipo de cómic europeo. En este sentido, el estilo de dibujo es un soplo de aire fresco respecto a lo que estamos acostumbrados, y el trabajo artístico de los diseñadores, tanto en personajes como en decorados, es digno de mención.

Al margen de su estética, no podemos destacar el juego de Level 5 por su despliegue técnico, ya que se compone de un puñado de escenarios fijos, unos personajes planos sin apenas animaciones y unos puzles que suelen ser una imagen. Pero está totalmente claro que el juego no necesitaba más, y con que los gráficos resulten agradables y atractivos (sin duda lo son), es más que suficiente para que se gane el notable. Y no se puede olvidar que tiene un puñado de secuencias de video de buena calidad y que enfatizan mucho los momentos más destacados de la aventura.

Del apartado sonoro podemos destacar una correcta banda sonora, con composiciones que no destacan pero encajan bastante bien con la estética del juego. En ciertos momentos la música me recordó al Dark Chronicle, de PS2, y luego pude comprobar que, en efecto, el compositor era el mismo: Tomohito Nishiura. El juego también tiene voces en inglés, aunque se reservan para ciertos momentos muy concretos, y la mayoría de los diálogos son simplemente texto.

El Profesor Layton y la Villa Misteriosa es un juego a cuyo control no se le puede poner ningún pero, pues la interfaz es muy simple pero efectiva y podremos desplazarnos, hablar con la gente o repasar nuestro inventario y el estado de la investigación de un modo muy intuitivo. Otra cosa es que luego un puzle concreto nos desquicie por no saber por dónde cogerlo, pero eso nunca será por problemas de control.

El sistema de ir resolviendo los puzles, la verdadera esencia del juego, es el siguiente: en primer lugar deberemos encontrarlos, lo cual suele ser fácil porque los habitantes de St. Mystere os ofrecerán la mayoría con solo hablar con ellos, pero también pueden estar ocultos en algún elemento de los decorados. Una vez encontrado el puzzle, se nos ofrecerán unas instrucciones básicas para resolverlo, y nos pondremos manos a la obra, devanándonos los sesos buscando la respuesta correcta. Si la cosa se nos complica mucho, podremos pedir hasta tres pistas gracias a unas monedas que encontramos por los escenarios, e incluso dejar el puzle sin resolver, ya que no es necesario superarlos todos para ir avanzando en la aventura, y sólo se nos exige una cifra mínima de vez en cuando.

En conjunto, no podemos considerar que El Profesor Layton y la Villa Misteriosa sea un juego novedoso, pues ni su mecánica ni los puzles que presenta son excesivamente originales, pero es indudable que el equilibrio con el que los elementos de aventura gráfica se han conjugado con las pruebas de inteligencia resulta de lo más sugerente y dinámico, alejado de la típica dinámica de buscar un objeto y el lugar donde colocarlo. Una experiencia que hará trabajar a las neuronas de los jugadores y con una buena capacidad para enganchar y entretener que se convierte en una de las propuestas más interesantes para DS de cara a la campaña navideña.

LO MEJOR

+ La variedad de los puzles y lo que obliga a pensar.
+ Una estética atípica y atractiva.
+ Engancha y es muy entretenido.
+ Interfaz muy cómoda y sencilla.

LO PEOR

– Los diálogos son casi siempre absurdos y reiterativos.
– Muy pocos escenarios que se repiten constantemente.

Anuncios
  1. moni
    agosto 11, 2009 en 1:22 pm

    OOOOOOOO ….. ME PUEDE ALGUIEN AYUDAR ESQ NO PUEDO RESOLVER EL PUZLE 6 ……… CUAL ES EL Q MENOS PESA 😦

    PORFA AYUDAMEEEEEEEEEE

    • marcostux
      agosto 12, 2009 en 11:03 am

      Hola gracias por escribir, este puzle no es difícil, al parecer el peso del que es mas liviano lo cambian cada vez que uno hace dicho puzle, bueno eliges los tres primeros y los colocas en la pesa de la izquierda, luego los tres siguientes en la pesa de la derecha y presionas el botón, supongamos que la pesa del lado derecho cae, esto quiere decir que del lado izquierdo se encuentra la mas liviana , entonces de esas tres piezas toma una y colocalas de un lado y otra la dejas allí y la tercera la quitas claro memorizando su numero, luego presionas el botón y allí veras cual de los dos es mas liviano y si la balanza no se mueve es por que la tercera pieza que sacaste es la mas liviana por descarte.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: